28Sep

El Gerente Ideal

La labor de un gerente es vital, pues es la persona que guía, lidera y coordina un equipo de trabajo con el objetivo de alcanzar los objetivos de la empresa, debe gestionar efectivamente al recurso humano, para que exista coherencia entre las diferentes áreas, permitiendo así que la organización alcance su máximo nivel de productividad. Las competencias que un gerente ideal debe tener son:

  • Pensamiento Crítico y Creatividad

El pensamiento crítico y la creatividad le permiten al gerente tener un mejor análisis para la toma de decisiones, la búsqueda de alternativas y oportunidades, mayor capacidad para redefinir y solucionar problemas  y el encuentro de ideas novedosas y la optimización de los procesos.

  • Capacidad de Negociación:

La capacidad de negociar de un gerente es la raíz del éxito. Saber utilizar las herramientas verbales para convencer, persuadir, involucrar e integrar al personal será fundamental para alcanzar los objetivos de la empresa. De igual manera esta capacidad se requiere para hacer acuerdos con clientes y proveedores de la compañía buscando negociaciones donde todas las partes involucradas ganen.

  • Capacidad para Planificar

Un gerente debe organizar tareas de forma efectiva, asegurando que se ejecuten dentro del tiempo estimado y que en la ejecución de estas tareas se involucren empleados que tengan las competencias para desarrollarlas, así como el compromiso para entregarlas a tiempo y con calidad de clase mundial.

  • Comunicación

Es una habilidad y herramienta que un gerente debe tener, no solo para transmitir claramente a su equipo de trabajo cuáles son sus responsabilidades y tareas, sino también para participar mensajes motivadores que sin duda alguna mejoran el nivel de compromiso de los miembros con la empresa y ayuda a que realicen sus labores con amor y sentido de pertenencia.

  • Trabajo en Equipo

Saber trabajar en equipo es una habilidad fundamental para un gerente, pues no se trata solamente de delegar tareas y esperar resultados, sino involucrarse y participar en la ejecución de estas, en conjunto con sus empleados, de esta forma se evitan retrabajos pues el resultado lo conoce antes de que sea presentado.

  • Autocontrol

Un gerente debe ser capaz de manejar el estrés y sus emociones para evitar reaccionar de forma inadecuada ante cualquier tipo de situación o provocación, ya que podría maltratar a empleados, clientes o proveedores. En el caso de empleados afectará el ambiente laboral desmotivando el equipo y por consiguiente su desempeño. En el caso de clientes y proveedores, podría ocasionar la pérdida de negocios importantes para la empresa.